Miro mi reflejo en el espejo y me pregunto dónde estás;

si alguna vez se cruzarán tus pensamientos y los míos.

Tú…recordándome.

Yo…esperándote.

Cosas más imposibles pueden suceder.

Te beso suavemente en la mejilla,

luego rozo tus párpados cerrados,

con lentitud mis labios se asoman al arco de tu boca,

para quedarse ahí,

a la espera de hacer tangible lo invisible.

Cómo es que siento tan real un beso nunca dado

que hasta soy capaz de dibujar tu boca,

me la sé de memoria.

Te quedas y una sensación de eterno presente me ancla al suelo,

a tu lado,

son tus dedos que se cuelan entre los míos,

mientras tu sonrisa acurruca mis palabras.

¿Estoy hablando o sólo pienso?

 

©LilyCarmona