Maquillada

 

Dar un paso,

dos pasos.

Maquillar mi rostro,

como cada día.

Colocarme el disfraz de mujer segura de sí misma.

Máscara asesina.

Abrir una puerta,

cerrar otra.

Yo solo quiero que alguien me acoja…

en su mirada, en sus brazos, en su hogar.

No bajes la guardia.

Un día,

otro día.

Lo incierto me para,

lo cierto me asquea.

Pero no digas nada…

sonríe,

como si nada.

Una noche,

esta noche.

Velaré mi propio sueño

y al despertar,

me arrancaré la máscara a jirones,

bajaré la guardia

y gritaré mis verdaderos pensamientos,

desmaquillando mi alma.

© LilyCarmona

© Derechos Reservados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.