Cómo decirte.

Cómo decirte…

que aunque te falte el aliento,

volverás a respirar.

Cómo explicarte…

que en esta vida,

los momentos vienen y van.

Cómo gritarte…

que aún muriendo ahora,

te levantarás y resurgirás.

Cómo cantarte…

«A mi manera», sin ser Sinatra,

y que comiences a bailar.

Cómo susurrarte…

que apareciste en mi vida

y entendí lo que es amar.

©LilyCarmona

Derechos Reservados

Bailes acróbatas

Recojo silencios siempre que puedo

y los adhiero a mi piel.

Solo tu voz los atraviesa,

resuena en mi cabeza;

conoce el camino,

rebota y hace piruetas,

bailes acróbatas,

 a ritmos discordantes,

desencajando notas, letras, gestos, suspiros y besos.

Y finalmente… la paz de una certeza.

Sigues ahí,

por más que me desgarre

que quiera esconderme de lo invisible,

lo intocable me golpea con cada caricia.

Decido ser aire,

amoldarme a cada uno de tus saltos acróbatas;

escabullirme,

hacer como que no estás.

Sentir que vuelvo a amar…

y que en cada desgarro que dejaste,

creció una enredadera de flores de tantísimos colores…

que mi vida es como un enorme lienzo,

lleno de pasos a color,

y grises,

como tú,

que  has ido deshaciendo pinceladas y

solo permaneces como un esbozo de trazos difuminados

dentro de toda esta tela entretejida que es mi vida y

de la que aún… me queda tanto por pintar…

©LilyCarmona

 Derechos Reservados

Las letras

Adormecida pronuncio tu nombre,

con cada letra en su lugar,

aunque intentan engañarme jugando a intercambiarse,

por si me despistaran,

para probarme….

¿Aún recuerdas mi nombre?,

ríes y te escapas antes de entrar al sueño;

pero quiero recordarte,

recuperar cada letra de tu nombre

y como se apoyan unas a otras para ser tu…

ellas no saben que aún si lograran despistarme,

nunca podría olvidarte.

Lily

Derechos Reservados